.

Recent Posts

¿Se pone malo el Aceite de Oliva Virgen Extra?

¿Se pone malo el Aceite de Oliva Virgen Extra?

0Комментарии

Claves para cuidar tu Aceite de Oliva Virgen Extra

Es posible que te preguntes si el aceite de oliva virgen extra se echa a perder después de un tiempo, o si simplemente puedes mantenerlo indefinidamente.

Este artículo explora la vida útil del aceite de oliva virgen extra, si puede caducar, así como los efectos de consumirlo después de que esto ocurra.

Período de Validez del Aceite de Oliva Virgen Extra 

Botánicamente hablando, la aceituna (olea europaea) se considera una fruta. Las frutas tienen una vida útil y, por extensión, también lo tiene el aceite de oliva virgen extra. Hay un punto en el que se vuelve rancio y simplemente deja de tener ese sabor tan especial.

La mayoría de los aceites de oliva duran entre 18 y 24 meses desde el momento en que se embotellan. Los aceites de oliva virgen extra se procesan menos y, por lo general, duran un poco menos, entre 12 y 18 meses desde el momento en que se embotellan.

Más allá de estos lapsos de tiempo, los aceites de oliva pueden desarrollar notas ásperas o amargas, que pueden aparecer en tus recetas de modo que no las disfrutes.

Algunas botellas de aceite de oliva indican una fecha de embotellado o caducidad. Si no lo logras ver, puede ser una buena idea etiquetar tus botellas con la fecha de compra, lo que puede ayudarte a tener claro en todo momento cuánto tiempo ha estado dicho aove en tu despensa.

Cómo Almacenar adecuadamente Aceite de Oliva Virgen Extra

Debes almacenar el Aceite de Oliva Virgen Extra en un lugar fresco y oscuro, como por ejemplo una despensa con puerta, un armario o un refrigerador, asegurándote además que esté bien tapado una vez haya sido abierto.

Ten en cuenta que en el caso de guardar la botella de aove en el refrigerador, puede terminar viéndose un poco turbio. Esta es una reacción normal a temperaturas más frías y no indica que tu aceite de oliva virgen extra se haya vuelto rancio.

Generalmente también ayuda si la botella está hecha de un vidrio más oscuro, como verde oscuro o ámbar, ya que esto puede ayudar a bloquear la luz evitando así la oxidación.

La oxidación es un proceso celular que puede estimular el envejecimiento; concretamente en el aceite de oliva virgen extra puede acelerar la descomposición de las moléculas de grasa. Además de la luz, el aove también se puede oxidar por el contacto con oxígeno o exposición al calor.

Finalmente, si tu aceite de oliva virgen extra viene empaquetado en un recipiente de plástico de polietileno y no piensas consumirlo en un tiempo, puede ser conveniente pasarlo a un recipiente de vidrio oscuro o de hojalata, conservando así mejor sus propiedades.

Si se da la circunstancia de que eres una persona que no cocina con frecuencia, también puede ser una buena idea comprar botellas de aceite de oliva virgen extra de menor capacidad, especialmente si vas a optar por un aove de gran calidad.

Efectos de consumir Aceite de Oliva Virgen en mal estado 

El aceite de oliva virgen extra rancio no te enfermará. Sin embargo, puede arruinar tu receta al darle al plato un extraño sabor.

Además el aceite de oliva virgen extra de calidad se promociona por sus numerosos beneficios para la salud y, en el caso del aove rancio, perderá algunas de sus potentes propiedades antioxidantes.

Esto sucede porque sufre oxidación, durante la cual las moléculas que contienen oxígeno desencadenan una serie de reacciones químicas que descomponen los antioxidantes del aceite de oliva.

Si bien el aceite de oliva virgen extra rancio no suele ofrecer los mismos buenos valores nutricionales, no ocasionará ningún daño a tu salud. Aún así, es ideal consumir aceite de oliva virgen extra fresco (abierto recientemente), lo que permite ralentizar el proceso oxidativo y conservar los atributos organolépticos durante más tiempo sin perder sus cualidades.